Lumpenprekariät
18 octubre, 2018

Lumpenprekariät – Mi primer disco

No es que me haya retirado del mundo de la imagen para entrar en el mundo de la música, pero SÍ, Lumpenprekariät  es mi primer disco. Vamos por partes y  empecemos desde el principio para que todo tenga sentido.

Hace un par de meses, Alicia Ramos, cantautora, escritora, activista canaria, pero sobre todo amiga desde hace ya un par de años, comenzó a grabar un disco nuevo de estudio. Un día hablando de la evolución del disco me dijo muy seriamente – “Tenemos que  hablar”.  Yo asustada pensado que algo malo iba a pasar, la miré de forma temerosa, jajaja.  Me propuso que formara parte del equipo del disco y me encargara del diseño de la portada, contraportada, interior etc…  básicamente de toda la imagen del disco.

Lo primero que me cruzó por la cabeza fue, – “Yo soy fotógrafa y cineasta, no soy diseñadora. Tengo algunas nociones pero no es mi especialidad” –  y así se lo dije. Le comenté que si ella estaba segura, yo me atrevería a hacerlo. No le dio más importancia a mi primera reacción y me dijo que estaba segura que podría hacerlo perfectamente.  Así que sin más estaba a punto de adentrarme en mi primer diseño de un disco.

Llevo ya muchos años fotografiando a Alicia y a su banda Brutiful, así que conozco perfectamente el concepto de su música. Ya sabía el nombre del nuevo disco, pero no lograba quedarme con la palabra así que en mi cabeza se llamaba “Lumpe” ya que Lumpenprekariät seguía sin quedarse en mi memoria. Eso cambiaría rápidamente cuando tuve que escribirlo unas cuantas millones de veces durante todo el proceso del diseño. No  hay nada mejor que la repetición compulsiva para grabar algo a fuego en tu sistema.

Lo primero que hablamos fue la razón del título y en palabras de la propia Alicia la explicación es la siguiente-

Lumpen en alemán significa harapos, andrajos. Engels y Marx definieron como lumpenproletariado a aquellos sectores que, sin ser propietarios de los medios de producción vivían en las mismas condiciones que el resto de la clase trabajadora pero sin estar sujetos a la disciplina del trabajo asalariado, gente que hacía música, que se prostituía… En el análisis que hacen de la caída de la Comuna de París, esta subclase no sale muy bien parada, pero el marxismo en el siglo XX empieza a valorarla como un fermento necesario para la organización de la clase obrera precisamente por estar menos alienada y tener más tiempo para recibir y elaborar nuevas ideas. Este disco propone que en el siglo XXI ese grupo es Lumpenprekariät.

Después de entender la razón del título, empezamos a hablar un poco de la idea que tenía en su cabeza. Las claves fueron un sello  tipo el de una aduana rusa, algo desgastado y algo tipo propaganda. De inmediato ideas y colores comenzaron a  saltar dentro de mi cabeza, le dije que yo veía  la portada  con un tono azulado. Así que me puse  manos a la obra.

Lo primero que hice fue hablar con mis amigos diseñadores  para contarles en la odisea que estaba a punto de embarcarme. Todos me contestaron lo mismo, si necesitas algo o tienes dudas nos dices. Gracias Pelayo, María Jo, José y Óscar por el apoyo y el voto de confianza.

Sé que podía pedir ayuda en cualquier momento, pero quería enfrentarme a esto yo sola y ver de lo que era capaz. Fue un proceso largo de aprendizaje y de cometer múltiples errores, pero fui avanzando poco a poco y fue muy gratificante el camino.

Lo primero que hice fue el diseño del sello que iba a ser la marca representativa del disco, investigué miles de referencias, tipografía, efectos… Decidimos reutilizar el logo de Alicia (que es una versión dibujada de ella misma) que ya había utilizado en su disco anterior “Ganas de quemar cosas” para darle continuidad y sobre todo porque siempre me ha gustado la idea de que salió de su puño y letra.

Sello Lumpenprekariät

Lo siguiente fue la portada y la contraportada. Desde el principio supe que quería jugar con texturas de superficies desgastadas. Así que un día me fui de tour fotográfico por las calles del centro de Madrid y me dediqué a fotografiar todas las paredes y superficies desgastadas que me dieran lo que estaba buscando. Volví a casa con un banco de imágenes muy potente y en un futuro sé que me serán de gran ayuda. Viendo todo en retrospectiva, desde el principio supe  que textura sería la elegida, lo supe en el momento en el que la encontré y la fotografié.  Fue de un contenedor de una obra que estaba en una calle en Malasaña y era de color azul con una línea roja.

Después de tener las ideas claras, vi con Alicia las distintas propuestas y llegamos a la misma conclusión. Azul sería por fuera y el sello sería rojo. Ya estaba marcada la línea principal. El sello también se convertiría en la imagen del cd con ciertas alteraciones.

Después de esto, tocaba definir el interior. Nuevamente mi banco de imágenes fue de gran ayuda. Por dentro quería dar la idea de rotura, de la fuerza de la música del disco. Así que  utilizando la textura de una pared rota,  en un lado coloqué el logo de Alicia pero en una forma más simple y del otro lado puse un cartel de un concierto en el cual se puede ver toda la gente que colaboró en este proyecto de forma desinteresada, por amor al arte y con toda la ilusión del mundo, entre las cuales me incluyo.  Para rematar, Alicia quería poner una dedicatoria especial, así que decidimos que lo mejor era que fuera de su puño y letra, ya ves soy una romántica, así que la escribió en un trozo de papel que tenía en mi escritorio y luego la trasladé al diseño.

Interior

Tengo que decir que yo he quedado muy contenta con el resultado, lo importante también es que a Alicia le gustó mucho el diseño y eso fue muy tranquilizador cuando dio luz verde a todo y de forma sincera.  Habíamos terminado  y el disco se convirtió en una realidad el pasado julio.

Ha sido muy divertido formar parte de esta experiencia. He aprendido mucho y me ha abierto un mundo nuevo de posibilidades para seguir explorando, donde se mezcla, foto, diseño y música. Son tantas cosas con las que se puede jugar que las posibilidades son infinitas. Esperemos que vengan muchos discos más.

Hasta aquí la experiencia con mi primer disco. Gracias Alicia por confiar en mí y que tengas muchos éxitos más.

Lumpenprekariät

Alicia Ramos – Voz y guitarra.
Rodo Vior – Bajo y contrabajo.
Manu Clavijo – Violín y viola.
Luka Kranky – Guitarra, dobro, banjo, lapsteel, stomp y percusión.
Patricia Lázaro – Coros.
Iñigo Coppel – Coros.
Eloy Acosta – Grabación y mezcla.
Olvido Andújar – Cuidado de la producción.
Ruby Aveldaño – Diseño y fotografía

ÚLTIMAS ENTRADAS